Archivo para febrero de 2010

PostHeaderIcon Galería MURO: Seis surrealistas ibero-americanos

La Galería MURO presenta la exposición de Jorge Camacho (Cuba), Joaquín Ferrer (Cuba), Lázaro García (Cuba), Julio Silva (Argentina), M. Ángel Huertas (Chile) y Vicente Arnás (España), titulada “Seis surrealistas ibero-americanos”.

Estará expuesta del 1 al 30 de marzo (de lunes a viernes, de 10 a 13.30 y de 15 a 20.30 horas).

PostHeaderIcon Exposición “El arte y la materia”, de Mariano Jarabe

PostHeaderIcon Gregoria Pueyo Gracia: la dignificación de la enseñanza musical en Aragón

El pasado 22 de diciembre de 2009, en el marco excepcional de la Iglesia del Real Seminario de San Carlos de Zaragoza, se celebró un Concierto en Homenaje a la profesora Gregoria Pueyo Gracia, conocida en el mundo musical como “Goya”, y que pasa por ser un referente en el espacio de la docencia de la Música en tierras aragonesas (programa en PDF). Gregoria Pueyo, profesora titular de Solfeo, Teoría de la Música, Repentización y Acompañamiento del Conservatorio Profesional de Zaragoza, durante su dilatada carrera profesional ha ejercido como profesora, secretaria del Conservatorio y, posteriormente, primera directora electa del Conservatorio Profesional y Superior (1989-1995), antes de la separación de grados.

Es pues, un acto de justicia que esta Real Academia de Bellas Artes incluya memoria de este justo reconocimiento para conocimiento de todos y constancia. Como escriben sus propios compañeros y alumnos, “Muestra del respeto y afecto que concita a su alrededor, y como gesto de agradecimiento, se le ha brindado recientemente esta velada musical, en la que ha podido recoger los resultados cosechados a lo largo de los años. Este esfuerzo se ha hecho hermoso sonido de la mano de sus compañeros de claustro y amigos, que comparten con ella el objetivo de dignificar con su buen hacer la enseñanza musical en Aragón”.

Gregoria Pueyo Gracia, desde la fundación del Conservatorio Superior de Zaragoza ha velado por la mejora de la calidad de la enseñanza musical, ampliando, entre otros, el cuerpo de profesores de instrumentos de cuerda, viento, musicología y pedagogía, mientras trabajaba incansablemente por unas mejores condiciones de trabajo de los profesores, alumnos y personal no docente. Adelantándose a la LOGSE, como un hecho novedoso en el panorama nacional, fundó la orquesta de alumnos, que entonces no formaba parte del currículo del Conservatorio (según el plan 66). De igual modo, y no sin dificultades económicas, estableció el intercambio de alumnos con el Conservatorio de Oloron (Francia), lo que aportó estímulo para el desarrollo de los futuros músicos. Muchos de aquellos ex-alumnos ejercen hoy como profesores de todos los Conservatorios de Aragón y numerosos de nuestro país, forman parte de las orquestas nacionales, y ganan premios nacionales e internacionales.

Después de la separación de los Conservatorios Profesional y Superior, durante cinco años ejerció como profesora de su asignatura y jefa de estudios del Conservatorio Superior, dedicándose a establecer y desarrollar su currículo conjuntamente con los Jefes de Departamento de las distintas especialidades. En esta época, el día 23 de marzo de 1998, acudió con otros miembros de la Directiva al palacio de la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón, ante la Comisión de Educación y Cultura de las Cortes de Aragón, para exponer la problemática general de las enseñanzas musicales en el tramo superior, y exponer sus propuestas de futuro para el mejor desarrollo de la enseñanza superior de música en Aragón.

Con mano firme y la sonrisa siempre en los labios, por el bien de la Música ha tenido que hacer frente a muchos contratiempos, de los que siempre ha salido airosa. Quienes han trabajado con ella reconocen su gran calidad humana y profesional. Y los que han estudiado en los dos Conservatorios durante el periodo de su docencia y dirección no olvidan su cariño y preocupación por el buen desarrollo de sus carreras y su futuro profesional. Por todo ello, es deudora del reconocimiento académico de los aragoneses.

PostHeaderIcon La Galería Muro en la Feria Internacional ART MADRID

La Feria Internacional de Arte Moderno y Contemporáneo, Art Madrid, celebra su quinta edición del 17 al 21 de febrero de 2010, en el pabellón de Cristal de la Casa de Campo madrileña, con la presencia de 65 galerías nacionales e internacionales, seleccionadas entre las más prestigiosas del panorama nacional e internacional. La feria refuerza, de esta forma, su compromiso con el arte español contemporáneo y renueva su apoyo a los artistas y galerías emergentes de nuestro país.

Por ello, la Galería Muro tiene el placer de invitarle a dicha exposición, cuyo stand se ha situado en el apartado B1:

PostHeaderIcon La Corona de Aragón en la empresa descubridora de Cristobal Colón

DISCURSO LEÍDO EN LA SOLEMNE SESIÓN PÚBLICA DE APERTURA DEL CURSO ACADÉMICO 2010 POR Dª. MARISA AZUARA ALLOZA

Excelentísimo Sr. Presidente; Ilustrísimos Académicos; Señoras, señores:

Abordar la figura de Cristóbal Colón, una de las grandes personalidades históricas de nuestra civilización, apabulla al más animoso. Máxime si el acto se realiza en un templo del conocimiento, como es esta Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis, ante el ilustrado auditorio que hoy me acompaña y por invitación de su presidente, el Excmo. Sr. Don Domingo Buesa Conde. Así pues, me dirijo a Uds. desde la más absoluta humildad, y sólo en mi condición de novelista, aragonesa y española, para presentarles una investigación histórica que aspira a analizar un ángulo poco explorado del primer Almirante de las Indias: su retrato literario. No puedo garantizarles una representación exacta, dicha labor corresponde a los expertos y deberá ser certificada mediante una prueba científica irrefutable. Pero sí, les aseguro, es la imagen legada por Colón y sus allegados a la posteridad.

Cuando hace ahora cinco años me propuse escribir una biografía novelada sobre el descubridor del Nuevo Mundo, no podía imaginar la complejidad del personaje al que me enfrentaba. Mi fin inmediato era sumarme a los homenajes organizados con motivo del Quinto Centenario de su muerte. Decir que bebí con fruición en todas las fuentes que hablaban de él es decir poco: me empape en ellas. Por desgracia, no existía unanimidad sobre su identidad ni sobre su verdadera edad ni siquiera sobre su lugar de nacimiento. Pronto se hizo patente que el plazo de dos años, previsto para dar forma a la obra, resultaría insuficiente. Para entonces, la figura de Colón y la gesta americana me habían atrapado con tal fuerza que abandonar el proyecto era, simplemente, imposible. Enfrentarme al alma del navegante, a sus sentimientos más íntimos, a sus miedos, a sus ilusiones, a sus esperanzas y a sus fracasos se había convertido en el eje alrededor del cual giraba mi existencia.

El primer paso, sin duda el más difícil, fue dejar a un lado cuanto se había escrito acerca del marino durante los últimos cuatro siglos y centrarme en las narraciones de quienes lo trataron. Desde ese punto de vista no puede obviarse que todos sus coetáneos lo consideraron genovés. Yendo más lejos que cualquiera de ellos, el propio Colón hizo constar en su mayorazgo: “… que siendo yo nacido en Génova…”.

Ningún motivo había para falsificar este dato. En la corte de los Reyes Católicos, los genoveses estaban mal vistos debido a la guerra que mantenían contra la Corona de Aragón por el dominio del Regnum Sardiniae et Corsicae. Menos razones existían aún para que Colón mintiese en aquel documento: un mayorazgo es una escritura privada destinada a recoger las normas internas de un linaje noble y a regular sus transmisiones hereditarias. El hecho debería bastar para establecer que el descubridor nació en suelo genovés. La cuestión radica en averiguar cuándo y dónde.

.

DESCARGAR EL CONTENIDO ÍNTEGRO DEL DISCURSO EN FORMATO PDF

PostHeaderIcon Exposición de Acuarelas de Juana Mª Gil y Mónica García Gil

PostHeaderIcon Discurso de Apertura del Año Académico 2010 pronunciado por su Presidente

DESCARGAR DISCURSO EN FORMATO PDF

Excelentísimo señor Presidente del Gobierno de Aragón, Excelentísimo señor Alcalde de la ciudad de Zaragoza, Excma. Sra. Consejera de Educación del Gobierno de Aragón, Excmo. y Rvdmo. Señor Arzobispo de Zaragoza, Excmo. Sr. D. Massimo Marchetti, delegado plenipotenciario del Embajador de Italia ante esta Real Academia, Magnifico señor don Guillermo Colón, príncipe de Melfi y descendiente del Almirante Colón. Ilustres y excelentísimos señores y señoras académicos, Dignísimas Autoridades, Señoras y señores,

En nombre de todos mis compañeros académicos, que componen esta Real Corporación, deseo comenzar agradeciéndoles su voluntad de acompañarnos en esta solemne apertura del Año Académico 2010, con la que se inaugura una andadura en la que esta institución espera ofrecer a la sociedad aragonesa su trabajo y su compromiso con el progreso de las Artes y el acrecentamiento de los saberes de los hombres y mujeres de Aragón.

Por eso, desde esa voluntad de servir a la Cultura aragonesa, saludamos especialmente al presidente del Gobierno de Aragón que, al distinguirnos con su presencia, nos anima a trabajar para que los aragoneses de este nuevo milenio avancen en el saber, en el pensar y en la capacidad de reaccionar críticamente. Por eso, nuestra actividad tiene que responder a las necesidades del momento y al empeño de recordar a la sociedad el sistema de valores sobre el que se sustenta la identidad aragonesa.

En esta tarea queremos ocupar la nueva andadura, que iniciamos desde la gratitud a la importante tarea institucional brillantemente desarrollada por el Excmo. Sr. Don José Pasqual de Quinto, que nos precedió en el cargo y que hoy es nuestro Presidente de Honor. Pero, en esta nueva etapa, desde la fidelidad a nuestra historia, hemos asumido que no podemos seguir de espaldas a la realidad, porque no podemos ignorar que nuestra razón es poner al servicio de esta tierra los saberes y las habilidades que custodia esta Real Corporación en cada uno de sus notables y destacados académicos, cuya brillante trayectoria intelectual es el mejor tesoro de esta institución.

Manteniendo el espíritu ilustrado de nuestros fundadores, queremos ser una academia del siglo XXI, que apueste por los nuevos lenguajes y tecnologías, aportándoles el compromiso con la veracidad que debe presidir nuestra actuación. Que contribuya a que los creadores aragoneses –para los que pedimos comprensión y apoyo- puedan sentirse embajadores de una cultura que ha dado a la Humanidad grandes figuras en todos los campos del saber y del hacer. En una palabra, esta Real Academia está dispuesta a dar una respuesta firme a las demandas culturales de nuestro tiempo, colaborando con aquellas instituciones que necesiten nuestro apoyo y trabajando –de manera coordinada y leal- con nuestra querida Universidad y con las demás reales corporaciones hermanas que atienden los saberes de Medicina, Ciencias y Jurisprudencia, a cuyos presidentes saludo con afecto.

Pero en esta tarea no queremos ir solos. Necesitamos la cercanía del Gobierno de Aragón y el apoyo del Ayuntamiento de Zaragoza, puesto que no hace falta recordar a nuestro Alcalde, al que manifestamos nuestra gratitud por su presencia, que estamos fuertemente vinculados a esta ciudad por un Real Decreto de Carlos IV, por la voluntad del conde de Aranda y por la normativa residencia de sus académicos. De esos académicos que le aseguro desean servir con ilusión a ese mundo pujante y valioso que componen los artistas y los intelectuales zaragozanos. Esta Casa aspira a que los zaragozanos la sientan como algo suyo, pero sobre todo desea que nuestra ciudad y su Ayuntamiento sientan el apoyo permanente de esta Real Corporación para todas aquellas empresas culturales que beneficien a Zaragoza. Una tarea en la que vamos a dar el primer paso, ofreciendo nuestra institución para poner en marcha las actividades de lo que será el año 2018, el IX Centenario de la conversión de Zaragoza en la capital de Aragón.

A partir de este momento, todos los aragoneses deben saber que esta Real Academia, por la historia la primera institución cultural de la Comunidad, quiere convertirse en la primera institución cultural también por su actividad y sus trabajos. Volveremos a apostar por colaborar en la enseñanza de las destrezas como hizo nuestra bicentenaria Escuela de Dibujo para Goya. Volveremos a recuperar nuestra labor de asesorar y aportar criterios razonados y objetivos allí donde la pasión anule la razón, donde impere el sinsentido. Y todos comenzaremos a cumplir esa deuda moral con la sociedad generando ciclos y actos en los que consolidemos un poco más la identidad aragonesa, nuestro amor a lo nuestro que sólo puede nacer del conocimiento.

Por eso, para ahondar en lo nuestro hemos invitado a la investigadora doña Marisa Azuara, una turolense que domina la precisión de la palabra y tiene la rectitud de criterio del investigador. Cuando entraba en contacto con Colón por su condición de discípula del ilustre catedrático don Manuel Ballesteros, no podía intuir que su trabajo en archivos italianos, portugueses y españoles, la acabaría convirtiendo en la mujer que resolviera una de las mayores incógnitas de la historia. Tras años de estudio y colaboración con universidades como Siena y Roma, con grandes especialistas como el profesor italiano doctor Mario Ascheti que nos honra con su presencia, hoy quiere compartir con nosotros que Colón es hijo de una aragonesa y, con ello, hacernos sentir partícipes una vez más de la ampliación del mundo conocido, de esa universalidad tan aragonesa.

Es tiempo pues de dar la palabra a nuestra historiadora invitada y es también el momento de dejar constancia que esta Real Academia, que hoy inicia una nueva andadura bajo mi presidencia, quiere manifestar públicamente su empeño en trabajar generosa y lealmente por este Viejo Reino de Aragón que tiene, en sus manos, muchas capacidades y a sus espaldas una rica andadura humana que es capaz de convertir los mejores sueños en realidad. A partir de ahora, los hombres y mujeres que componemos esta Real Academia vamos a dejar los discursos grandilocuentes y vamos a empeñarnos en trabajar, codo con codo, con todos los que hagan posible un futuro mejor para esta tierra.

Y en ese espíritu, me cabe el alto honor de proceder a la apertura del año académico 2010. Con la ilusión que nace de ser el primero que compete a una nueva Junta de Gobierno elegida por esta Real Corporación y nombrada por el Ministro de Educación del Gobierno de España. Desde el espíritu de libertad que inspiró las Reales Academias, en el deseo de que podamos mantener la necesaria serenidad en nuestras decisiones y asesoramientos. Y, sobre todo, desde el compromiso de todos los académicos por realizar actividades que den respuestas a los diversos campos de la acción cultural, declaro abierto el Curso 2010.

He dicho.

Buscador
Redes sociales