Archivo para la categoría ‘Esperanza Altuzarra’

PostHeaderIcon Sesión Pública: Recepción del retrato del Excmo. Sr. D. Louis G. de Suchet

La Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis celebró ayer, en solemne Sesión Pública, la entrega del retrato del que fuera su Presidente, entre 1809 y 1813, Excmo. Sr. D. Louis Gabriel de Suchet, obra realizada por la artista y académica correspondiente, Ilma. Sra. Dª. Esperanza Altuzarra Sierra, con un discurso sobre su figura a cargo del profesor titular de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza Sr. Dr. D. Pedro Rújula López, y cuyo retrato ha entrado a formar parte de la galería de Presidentes de la Real Academia.

Louis Gabriel de Suchet (1770-1826), Mariscal del Imperio Francés y Duque de la Albufera (nombrado por el rey José Bonaparte), nació en Lyon, en 1770. En 1791 ingresó en la Guardia Nacional y al año siguiente lo hizo en el ejército, primero como capitán de voluntarios en Ardèche. Con el grado de comandante tomó parte en el sitio de Toulon (1793). Destinado más tarde en Italia, participó en varios combates; fue herido en los de Urca y Neumark. En 1799 fue ascendido a general de división luchando en la batalla de Novi y participó en la defensa de Génova, junto a Masséna.

Más tarde se distinguió en las batallas de Austerlitz y de Jena; obtuvo el título de conde en 1808. Este mismo año fue trasladado a España, al frente del quinto cuerpo de ejército, con el cual intervino en el sitio de Zaragoza. Fue nombrado general en jefe del ejército de Aragón. Después se dirigió a Barcelona, donde derrotó a los generales Blake y Enrique José O’Donnell y conquistó Lérida, Tortosa y Tarragona. Como premio recibió en 1811 la dignidad de mariscal de Francia. En agosto de 1811, estando en Aragón, recibe órdenes de invadir el Reino de Valencia. De camino a Valencia sitia Sagunto y el 25 de octubre se enfrenta al general Blake derrotándolo en la batalla de Sagunto. En 1812 entró en Valencia recibiendo el título de duque de la Albufera. Cuando José I se retiró de Madrid, Suchet abandonó Valencia y se desplazó a Tarragona, donde se quedó a la espera de acontecimientos. Ante la derrota inminente del ejército napoleónico en la península, Suchet se retiró hacia el Norte, siendo sus tropas las últimas que abandonaron España.

Encontrándose en los Pirineos, recibió la noticia de la abdicación del emperador. Ofreció sus servicios a Luis XVIII, que lo recompensó con el título de par de Francia. Pero cuando Napoleón regresó durante los Cien Días, se puso nuevamente a sus órdenes, obteniendo el mando del ejército de Saboya. Durante la Restauración fue destituido, y no volvió a tener ningún mando importante. En 1823 volvió a España con la expedición de los Cien Mil Hijos de San Luis, que tenía por objetivo restaurar a Fernando VII como rey absoluto[cita requerida]. Murió en el castillo de Montredón, cerca de Marsella, en 1826.

PostHeaderIcon Sesión Pública con ocasión de la entrega del retrato de Louis G. de Suchet

La Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis tiene el honor de invitarles a la solemne Sesión Pública con ocasión de la entrega del retrato del que fuera su Presidente entre 1809 y 1813, Excmo. Sr. D. Louis Gabriel de Suchet, que se desarrollará con el siguiente orden del día:

1. Lectura del acuerdo corporativo por el Secretario General, Ilmo. Sr. D. Javier Sauras Viñuales
2. Discurso de ofrecimiento de la obra a cargo de la académica correspondiente, Ilma. Sra. Dª. Esperanza Altuzarra Sierra
3. Discurso sobre la figura del Excmo. Sr. D. Louis Gabriel de Suchet a cargo del profesor titular de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza, Sr. Dr. D. Pedro Rújula López
4. Clausura del acto por el Presidente de la Real Academia, Excmo. Sr. Dr. D. Domingo J. Buesa Conde

El acto se celebrará (D.m.) el próximo día 24 de mayo martes, a las siete y media de la tarde, en el Salón de Actos de la Real Academia, en su sede del Museo de Zaragoza, Plaza de los Sitios, 6.

PostHeaderIcon Sesión Pública: Recepción del retrato de nuestro miembro fundador

La Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis celebró ayer, en solemne Sesión Pública, la entrega del retrato del que fuera su miembro fundador, Ilmo. Sr. D. Juan Martín de Goicoechea y Galarza, obra realizada por la artista y académica correspondiente, Ilma. Sra. Dª. Esperanza Altuzarra Sierra, y cuyo retrato ha entrado a formar parte de la galería de Presidentes de la Real Academia.

El Ilmo. Sr. D. Juan Martín de Goicoechea y Galarza nació en Bacaicoa (Navarra), el 2 de noviembre de 1732, y falleció en Zaragoza el 4 de abril de 1806, recibiendo cristiana sepultura bajo el Santo Cristo de la Sala de Oración de la Catedral de El Pilar. Casado con Doña María Manuela de Goicoechea y Echenique (1740-1798), su prima segunda, de cuyo matrimonio no hubo sucesión, fue agraciado en 1798 con la cruz de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III.

Infanzón, comerciante, amigo y protector de Francisco de Goya y Lucientes, de los tres hermanos Bayeu y Subías, y de otros artistas, este insigne mecenas dotó económicamente, mantuvo a sus expensas y donó a la Escuela de Dibujo de Zaragoza, creada el 19 de septiembre de 1784 por la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, toda suerte de láminas, esculturas y medios didácticos, organizando sus clases, y adaptando sus aulas en la Casa de la Infanta, de Zaragoza, primero, y en el antiguo Seminario de San Carlos Borroneo, de la Compañía de Jesús, en la Zaragoza plaza del Reino, a partir de 1791, donde permanecería hasta 1909, en que se trasladaría a su actual sede en el Museo de Zaragoza.

Carlos IV, en reconocimiento a su extraordinaria labor de mecenazgo, manifestó en el Título IV, 2, de sus Estatutos, aprobados por real orden de 18 de noviembre de 1792, refrendados por el Primer Secretario de Estado, Excmo. Señor Don Manuel Godoy y Álvarez de Faria (1767-1851), que en atención al “Notorio mérito del Socio D. Juan Martín de Goicoechea, Caballero de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III; por sus grandes servicios al Público en favor de este importante establecimiento, es mi voluntad que sea Vice-Presidente de él mientras viviese y que en las cosas, y casos que previenen estos Estatutos tenga voto de Calidad”.

Si bien Goicoechea no ostentó el cargo de presidente, su actuación en los inicios de la docta institución, de la que fue nombrado vicepresidente vitalicio, como indicó Carlos IV, fue fundamental y, sin su apoyo decidido, no hubiera sido posible la consolidación de un proyecto que, actualmente, pretende vincularse de nuevo a la promoción del conocimiento y el desarrollo de la cultura en la ciudad de Zaragoza y en el conjunto de Aragón.

Buscador
Redes sociales