Archivo para la categoría ‘Historia’

PostHeaderIcon CONCESIÓN DE LA MEDALLA DE ORO DE LA ACADEMIA AL EXCMO. SR. D. JORGE ALBAREDA

El pasado día 27 de enero de 2016, tuvo lugar en una remozada y bien señalada sede académica el acto de la imposición de la Medalla de Oro de la Academia al Excmo. Sr. D. Jorge Albareda. La sala aparece hoy presidida por los retratos del monarca fundador de la Academia y del actual rey de España, S.M. D. Felipe VI, en un bello retrato creación de la Académica Ilma. Sra. Dª. Mª Ángeles Cañada Peña. Sin duda una fecha señalada dentro de la historia de la Academia a la vez que un acto entrañable para homenajear con pleno derechoa nuestro decano.

IMG_2928IMG_2925  IMG_2933 IMG_2934 IMG_2936 IMG_2939

PostHeaderIcon RECEPCION DEL RETRATO DEL XIV PRESIDENTE DE LA ACADEMIA

Imágenes de la solemne sesión de entrega del retrato del Excmo. Sr. D. Pedro Ignacio Jordán de Urriés y Palafox (1791-1842), Presidente XIV de esta Real Academia entre el 6 de enero de 1839 y el 23 de marzo de 1842, ejecutado por Don Juan Monzón García, que se ha efectuado en el día 21 de mayo de 2015.

Retrato1     Retrato2

PostHeaderIcon 220 años promoviendo y fomentando el estudio de las Bellas Artes

Tal día como hoy, compartiendo efemérides como el inicio de las deliberaciones del Compromiso de Caspe (1412), la aprobación del Cabildo del Pilar de los bocetos para las pechinas del templo realizados por Goya (1781) o la celebración de la primera sesión de la Academia de Ciencias de Zaragoza, celebramos el 220 aniversario de esta Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis, creada por Real Orden de S.M. el Rey de España don Carlos IV el 17 de abril de 1792.

Así, por todas sus felicitaciones y muestras de apoyo, a través de todos los medios de comunicación que disfrutamos hoy en día, deseamos darles las gracias.

PostHeaderIcon Retrato y biografía del Excmo. Sr. D. Félix O’Neille y O’Neille

Descendiente de los Reyes de Hibernia (Irlanda), Príncipes de Ultonia y Condes de Valmont y de Tirone. Católico emigrado. Sirvió a los Reyes de España (de 25 de marzo de 1730 a 12 de julio de 1792) en los Reales Ejércitos. Herido en combate. Prisionero de guerra en Italia. Salvó la vida a Carlos Estuardo en la Batalla de Culloden (27 de abril de 1745).Condenado a muerte pasó 15 meses prisionero en el Castillo de Edimburgo (Escocia). Jefe, Inspector y Director del Cuerpo (1762) para defender las costas de Galicia (España). Gobernador Militar y político de Tuy (Pontevedra). Segundo Jefe del Ejército de Galicia. Gobernador Militar y Político de Gerona (29 de junio de 1780) y de Barcelona (16 de noviembre de 1782). Comandante General del Principado de Cataluña (4 de agosto de 1782). Subdelegado General de Caminos del Reino de Galicia (España). Capitán General de Aragón (de 29 de noviembre de 1784 a 12 de julio de 1792). Socio (14 de enero de 1785) y Director Primero (19 de noviembre de 1790) de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País. Inspector General de Infantería (1786). Consejero Nato del Supremo de Guerra. Teniente General (1787). Presidente de la Real Audiencia de Aragón. Gran Cruz de Carlos III (1792). Ilustrado. Mecenas. Economista. Protector de las Ciencias, las Artes y el Comercio. Bibliófilo. Fomentó la creación de la Real Academia de San Luis.

Primer Presidente, de 11 de abril de 1792 a 12 de julio de 1792. Académico de Honor, de 11 de abril de 1792 a 12 de julio de 1792.

Nació en Ultonia (Irlanda), en 1720.
Falleció en Zaragoza, el 12 de julio de 1792.

PostHeaderIcon Gregoria Pueyo Gracia: la dignificación de la enseñanza musical en Aragón

El pasado 22 de diciembre de 2009, en el marco excepcional de la Iglesia del Real Seminario de San Carlos de Zaragoza, se celebró un Concierto en Homenaje a la profesora Gregoria Pueyo Gracia, conocida en el mundo musical como “Goya”, y que pasa por ser un referente en el espacio de la docencia de la Música en tierras aragonesas (programa en PDF). Gregoria Pueyo, profesora titular de Solfeo, Teoría de la Música, Repentización y Acompañamiento del Conservatorio Profesional de Zaragoza, durante su dilatada carrera profesional ha ejercido como profesora, secretaria del Conservatorio y, posteriormente, primera directora electa del Conservatorio Profesional y Superior (1989-1995), antes de la separación de grados.

Es pues, un acto de justicia que esta Real Academia de Bellas Artes incluya memoria de este justo reconocimiento para conocimiento de todos y constancia. Como escriben sus propios compañeros y alumnos, “Muestra del respeto y afecto que concita a su alrededor, y como gesto de agradecimiento, se le ha brindado recientemente esta velada musical, en la que ha podido recoger los resultados cosechados a lo largo de los años. Este esfuerzo se ha hecho hermoso sonido de la mano de sus compañeros de claustro y amigos, que comparten con ella el objetivo de dignificar con su buen hacer la enseñanza musical en Aragón”.

Gregoria Pueyo Gracia, desde la fundación del Conservatorio Superior de Zaragoza ha velado por la mejora de la calidad de la enseñanza musical, ampliando, entre otros, el cuerpo de profesores de instrumentos de cuerda, viento, musicología y pedagogía, mientras trabajaba incansablemente por unas mejores condiciones de trabajo de los profesores, alumnos y personal no docente. Adelantándose a la LOGSE, como un hecho novedoso en el panorama nacional, fundó la orquesta de alumnos, que entonces no formaba parte del currículo del Conservatorio (según el plan 66). De igual modo, y no sin dificultades económicas, estableció el intercambio de alumnos con el Conservatorio de Oloron (Francia), lo que aportó estímulo para el desarrollo de los futuros músicos. Muchos de aquellos ex-alumnos ejercen hoy como profesores de todos los Conservatorios de Aragón y numerosos de nuestro país, forman parte de las orquestas nacionales, y ganan premios nacionales e internacionales.

Después de la separación de los Conservatorios Profesional y Superior, durante cinco años ejerció como profesora de su asignatura y jefa de estudios del Conservatorio Superior, dedicándose a establecer y desarrollar su currículo conjuntamente con los Jefes de Departamento de las distintas especialidades. En esta época, el día 23 de marzo de 1998, acudió con otros miembros de la Directiva al palacio de la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón, ante la Comisión de Educación y Cultura de las Cortes de Aragón, para exponer la problemática general de las enseñanzas musicales en el tramo superior, y exponer sus propuestas de futuro para el mejor desarrollo de la enseñanza superior de música en Aragón.

Con mano firme y la sonrisa siempre en los labios, por el bien de la Música ha tenido que hacer frente a muchos contratiempos, de los que siempre ha salido airosa. Quienes han trabajado con ella reconocen su gran calidad humana y profesional. Y los que han estudiado en los dos Conservatorios durante el periodo de su docencia y dirección no olvidan su cariño y preocupación por el buen desarrollo de sus carreras y su futuro profesional. Por todo ello, es deudora del reconocimiento académico de los aragoneses.

PostHeaderIcon La Corona de Aragón en la empresa descubridora de Cristobal Colón

DISCURSO LEÍDO EN LA SOLEMNE SESIÓN PÚBLICA DE APERTURA DEL CURSO ACADÉMICO 2010 POR Dª. MARISA AZUARA ALLOZA

Excelentísimo Sr. Presidente; Ilustrísimos Académicos; Señoras, señores:

Abordar la figura de Cristóbal Colón, una de las grandes personalidades históricas de nuestra civilización, apabulla al más animoso. Máxime si el acto se realiza en un templo del conocimiento, como es esta Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis, ante el ilustrado auditorio que hoy me acompaña y por invitación de su presidente, el Excmo. Sr. Don Domingo Buesa Conde. Así pues, me dirijo a Uds. desde la más absoluta humildad, y sólo en mi condición de novelista, aragonesa y española, para presentarles una investigación histórica que aspira a analizar un ángulo poco explorado del primer Almirante de las Indias: su retrato literario. No puedo garantizarles una representación exacta, dicha labor corresponde a los expertos y deberá ser certificada mediante una prueba científica irrefutable. Pero sí, les aseguro, es la imagen legada por Colón y sus allegados a la posteridad.

Cuando hace ahora cinco años me propuse escribir una biografía novelada sobre el descubridor del Nuevo Mundo, no podía imaginar la complejidad del personaje al que me enfrentaba. Mi fin inmediato era sumarme a los homenajes organizados con motivo del Quinto Centenario de su muerte. Decir que bebí con fruición en todas las fuentes que hablaban de él es decir poco: me empape en ellas. Por desgracia, no existía unanimidad sobre su identidad ni sobre su verdadera edad ni siquiera sobre su lugar de nacimiento. Pronto se hizo patente que el plazo de dos años, previsto para dar forma a la obra, resultaría insuficiente. Para entonces, la figura de Colón y la gesta americana me habían atrapado con tal fuerza que abandonar el proyecto era, simplemente, imposible. Enfrentarme al alma del navegante, a sus sentimientos más íntimos, a sus miedos, a sus ilusiones, a sus esperanzas y a sus fracasos se había convertido en el eje alrededor del cual giraba mi existencia.

El primer paso, sin duda el más difícil, fue dejar a un lado cuanto se había escrito acerca del marino durante los últimos cuatro siglos y centrarme en las narraciones de quienes lo trataron. Desde ese punto de vista no puede obviarse que todos sus coetáneos lo consideraron genovés. Yendo más lejos que cualquiera de ellos, el propio Colón hizo constar en su mayorazgo: “… que siendo yo nacido en Génova…”.

Ningún motivo había para falsificar este dato. En la corte de los Reyes Católicos, los genoveses estaban mal vistos debido a la guerra que mantenían contra la Corona de Aragón por el dominio del Regnum Sardiniae et Corsicae. Menos razones existían aún para que Colón mintiese en aquel documento: un mayorazgo es una escritura privada destinada a recoger las normas internas de un linaje noble y a regular sus transmisiones hereditarias. El hecho debería bastar para establecer que el descubridor nació en suelo genovés. La cuestión radica en averiguar cuándo y dónde.

.

DESCARGAR EL CONTENIDO ÍNTEGRO DEL DISCURSO EN FORMATO PDF

PostHeaderIcon Dato primitivo 4. 1781: CASO GOYA

La figura de Goya, que fue miembro de esta Real Corporación, ha traspasado el tiempo y el espacio hasta convertirse en la referencia más notable del mundo de la creación artística. Por eso, cada día es objeto de miles de actividades –en cualquier lugar del mundo- a través de las cuales vamos descubriendo nuevas facetas y nuevos matices de este aragonés universal. La Real Academia de San Luis, que se siente muy orgullosa de haber contado con el pintor de Fuendetodos entre sus medallas, quiere dejar constancia de todas aquellas referencias a la figura de Goya que nos sean remitidas. Y hoy comenzamos con esta nota explicando la exposición que presenta la Fundación Lázaro Galdiano hasta el 28 de febrero de 2010. La video-instalación responde al nombre de Dato primitivo 4. 1781: CASO GOYA. La propia Fundación lo explica así:

Con motivo de la celebración del primer centenario del palacio que sirve de sede tanto a la Fundación Lázaro Galdiano como al Museo, el Ministerio de Cultura ha querido sumarse a este evento realizando un encargo excepcional. Montserrat Soto y Áurea Martínez han sido las responsables de su creación: una video-instalación en la que Francisco de Goya se convierte en protagonista y reivindica al pintor creativo frente al pintor de encargo.

Dato primitivo 4: CASO GOYA es una video-instalación, con unas características de lenguaje entre el teatro, el cine y el video, que rememora un episodio que tiene lugar en el número 11 de la calle del Coso de Zaragoza el 12 de abril de 1781, es decir, en un lugar preciso y en una fecha concreta.

El espectador observa desde la habitación contigua cómo Francisco de Goya, furioso y agraviado, valora la evolución de su acto creativo y rechaza todo tipo de intromisión en la obra que ejecuta por encargo de la Junta de Fábrica de la Basílica del Pilar de Zaragoza: la pintura de la cúpula Regina Martirum. Goya reclama la libertad en el desarrollo de su trabajo porque de otra manera entiende que renunciaría a la dignidad de artista y se expondría «a no poder hacer uso de su talento». Goya conversa con su amigo Martín Zapater, que le asesora en la redacción de una carta destinada a Matías Allué, Administrador de Fábrica del Pilar. Tras la discusión que mantiene con Zapater, en la que no cesa de reivindicar al pintor creativo frente al pintor de encargo, Goya, siguiendo los consejos de su fiel amigo, se doblega y acepta los cambios que le exige la Junta…

Buscador
Redes sociales